Seguramente recuerdas cuando Honor dominaba el mercado de la gama media hace unos años. Después, la firma desapareció por un tiempo, para posteriormente regresar, ya independiente de Huawei.

Y la vuelta no ha podido ser mejor. En esta ocasión te cuento mi experiencia con el Honor Magic4 Pro, un móvil de gama alta que salió en 2022, pero que en 2023 es una compra aún más recomendable si cabe.

Te voy a contar lo mejor y lo peor de un móvil increíble. Si no quieres leer todo el post, por aquí te dejo la review en vídeo para que sepas todo 👇🏻

Especificaciones Honor Magic4 Pro

DIMENSIONES163,6 x 74,7 x 9,15 mm
215g
Colores: Cyan, Black
HARDWAREQualcomm Snapdragon 8 Gen 1
8GB RAM
256GB almacenamiento
BATERÍA4.600mAH
100W carga rápida (cargador incluido)
100W carga inalámbrica (base de carga propia)
CONECTIVIDAD5G
Wi-Fi 802.11ax
Bluetooth 5.2
NFC
PANTALLA6,81″ AMOLED 1312×2848 px
120Hz
93,5% frontal aprovechado
Curva en pantalla
SOFTWAREAndroid 12 + Magic UI 6.0
AUDIODoble altavoz estéreo + DTS:X Ultra
CÁMARAS TRASERASPrincipal: 50 megapíxeles
Gran angular: 50 megapíxeles
Teleobjetivo: 64 megapíxeles Zoom óptico 3.5X
CÁMARA FRONTAL12 mp + sensor ToF 3D para reconocimiento facial
VÍDEO4K 60fps
EXTRASLector de huellas bajo pantalla  
Reconocimiento facial con sensor ToF 3D
Sensor infrarrojos

DISEÑO: imposible que no te llame la atención

Honor se la ha jugado mucho con este Magic4 Pro, pero en mi opinión el resultado es espectacular. Estamos ante un móvil bastante grande y que pesa 215 gramos, con lo cual no es ideal si buscas un móvil compacto.

Sin embargo, la calidad de fabricación es exquisita, utilizando cristal para la parte trasera y metal para los marcos. El conjunto da una sensación premium increíble, con nada que envidiar a otros móviles de gama alta del mercado.

Pero sin duda, lo que más llama la atención desde el primer momento es el enorme módulo de cámaras redondo de la parte trasera. Entiendo que no gustará a todos, pero consigue llamar la atención y preguntarte si la calidad fotográfica estará a la altura del tamaño (después te lo cuento).

Por otro lado, en la parte frontal tenemos un doble agujero en pantalla, que está justificado por incluir el sensor de la cámara y el sensor ToF 3D para ayudarnos con el reconocimiento facial. El resultado es asombroso, ya que nos reconoce mediante infrarrojos incluso en la oscuridad. Muy similar al FaceID de Apple.

Por lo demás, el aprovechamiento del frontal es increíble, pero tenemos una curva de pantalla bastante pronunciada, algo que no os gustará a muchos. En mi caso, mejor te cuento la experiencia después.

Por último, como añadido tenemos un sensor infrarrojos que nos servirá para controlar nuestra televisión o cualquier otro aparato similar. Algo que no sobra y que se agradece.

HARDWARE: potencia de sobra, con algo de calentamiento

Este Honor Magic4 Pro incluye uno de los mejores procesadores del año 2022, el Snapdragon 8 Gen 1. No es de los mejores procesadores de la historia de Qualcomm, pero nos asegura un muy buen rendimiento en todas las condiciones.

En tareas del día a día este Honor se mueve increíble, sin ningún comportamiento raro. Y en juegos y edición de vídeo, este móvil rinde de sobresaliente, a la altura de los mejores y perfecto para esos usuarios que exigen un muy buen rendimiento gráfico.

Eso sí, este procesador calienta más de lo que debería, un problema que no es culpa de Honor ni de otros fabricantes. Lo bueno es que en este Magic4 Pro no he notado tanto calentamiento como en otros terminales, como el Xiaomi 12 Pro. De todos modos, sí que se calienta notablemente cuando estamos jugando durante un rato.

BATERÍA: buena autonomía, carga rápida de infarto

Honor y Huawei siempre han sido punteros en lo que respecta a autonomía y carga rápida. Honor ya es independiente de Huawei, pero sigue haciendo muy buen trabajo en este apartado. Tenemos 4.600mAh en este caso para el Magic4 Pro.

La autonomía me ha gustado, pese a que el procesador no sea todo lo eficiente que debería. He llegado al final del día casi sin problemas. Quizás si eres un usuario extremadamente intensivo necesites pasar por el cargador, pero eso no va a ser un problema.

Y es que este Magic4 Pro incluye una carga rápida increíble de 100W, que nos permite tener el terminal cargado en algo más de 20 minutos. Lo mejor es que el cargador viene incluido, algo que se agradece muchísimo.

¿Y la carga inalámbrica? Pues también tenemos 100W, algo a la altura de pocos terminales del mercado. Eso sí, tendrá que ser con el cargador propietario de Honor, que está diseñado para evitar el sobrecalentamiento de este terminal.

PANTALLA: calidad y muchas curvas

Honor no se ha guardado nada para la pantalla de su Magic4 Pro, y ha montado un panel bastante grande de 6,81 pulgadas. Tenemos tecnología AMOLED y 120Hz que, teóricamente, es una tasa de refresco adaptativa que va desde 1Hz a esos 120Hz.

La calidad de la pantalla está fuera de toda duda. Es un auténtico placer consumir contenido y jugar con este panel. No será posiblemente el mejor del mercado, pero dudo que haya algún usuario que quede defraudado. Lo bueno también es que no viene excesivamente saturado de fábrica, y por defecto los colores son muy naturales.

En cuanto al brillo, no he podido encontrar el dato exacto de nits, pero no he tenido ningún problema para visualizar el contenido con incidencia de luz directa. Será un terminal ideal para esos días de sol donde quieres usar el móvil en la calle.

Lo único que puede echar para atrás a muchos usuarios es la curva de la pantalla. Es bastante pronunciada y se nota nada más encendemos el terminal. Llama más la atención dado que la mayoría de fabricantes está suavizando o incluso eliminando esa curva. Sigue sin aportar ninguna función, solo es estética.

Sin embargo, quitando los típicos reflejos de la curva, no he notado nada raro como toques fantasma. De todos modos, si lo tuyo son las pantallas planas, vas a tener que valorar otras opciones del mercado.

AUDIO: calidad buena, pero falta algo

En cuanto al audio de este Honor Magic4 Pro, estoy bastante contento, aunque no es perfecto. Tenemos un doble altavoz estéreo y la tecnología DTS:X Ultra, que nos ayudará a mejorar el sonido, aunque sobre todo en auriculares.

La calidad de sonido es buena, y el volumen me ha parecido correcto. Sin embargo, visto el tamaño del dispositivo, esperaba algo más de matices, especialmente en los graves. Algunos móviles como el Xiaomi 12 ya demostraron que se puede conseguir una calidad increíble en un cuerpo más pequeño.

Posiblemente el hardware lo tienen, pero falta sacarle más partido para que se escuche excelente.

SOFTWARE: es necesario un paso adelante

Toca el turno de uno de los apartados que más frío me han dejado de este Magic4 Pro, como es el software. En el momento de analizar este terminal, todavía contamos con Android 12 y Magic UI 6.0, aunque no debería tardar en actualizar a Android 13.

La capa de personalización de Honor funciona muy bien. Es fluida y no tenemos ningún tipo de lag ni cosas extrañas. Además, no he notado que traiga una cantidad de bloatware insoportable, como en otros fabricantes.

Sin embargo, creo que Honor debe hacer un trabajo importante para modernizar la capa de personalización y que sea más similar a las líneas de diseño de Android. Nos encontramos una interfaz que, en mi opinión, se encuentra un poco desfasada y que no me entra por los ojos como otras.

Lejos de esto, tenemos bastantes opciones y apps propias que me han parecido útiles, así como un intento de tener cada vez un ecosistema más conseguido entre todos los dispositivos Honor. Si ya mejora el apartado estético, pocas pegas le pondremos.

CÁMARAS: le planta cara a todos los rivales

Hasta ahora, este Magic4 Pro ha demostrado ser un gama alta con todos los argumentos, pero llegamos al apartado donde un terminal se juega ser o no el mejor en esta gama tan complicada: la fotografía.

En la parte trasera tenemos este gigantesco módulo que alberga tres cámaras: principal de 50 megapixeles, gran angular de 50mp y un teleobjetivo 3.5X de 64mp. Muy buenos números sobre el papel.

Y el resultado me ha dejado muy contento. Con el sensor principal podemos sacar fotografías increíbles en prácticamente todas las condiciones. De día, el nivel de detalle es asombroso, así como el HDR y la interpretación del color. No vemos un exceso de procesado, salvo en algunas condiciones con la IA activada.

De noche mantiene el tipo y me ha encantado el control de las altas luces, así como la precisión del balance de blanco. Destacar que algunas fotos están hechas en un día de niebla, por lo que no se trata de ningún efecto extraño del procesado.

En cuanto al gran angular, me ha parecido claramente el peor sensor de los tres, aunque no es ni de lejos el peor de la gama alta. Con buena luz tenemos fotos bastante correctas, aunque con un poco de distorsión en las esquinas. No obstante, de noche notamos una clara pérdida de detalle, aunque no creo que las fotos sean desastrosas.

¿Y qué pasa con el teleobjetivo? Pues sinceramente me ha encantado. Estos 3.5 aumentos me parecen ideales para fotografía de arquitectura, por ejemplo. El nivel de detalle es increíble en casi todas las condiciones. Tenemos la garantía de poder usarlo sin renunciar a la calidad. Pero es que incluso el zoom 10X, que es electrónico, me ha gustado bastante, ya que nos deja fotos bastante aprovechables.

SELFIE: bien, pero con margen de mejora

En cuanto al apartado del selfie, contamos con dos cámaras delanteras, aunque solo una nos permitirá hacer fotos, ya que la otra es un sensor ToF 3D para el reconocimiento facial.

El resultado me ha gustado, pero sin más. Tenemos un nivel de detalle correcto, pero sigo pensando que sobreexpone un poco y elimina bastante detalle de las pieles. Sigue teniendo un look muy chino, y me gustaría que la interpretación fuese más real.

Destacar también que tenemos la opción de hacernos un selfie con más o menos angular, algo muy útil. También tenemos la posibilidad de grabar en 4K 30fps, algo imprescindible hoy en día en la gama alta.

VÍDEO: muy bien, pero no excelente

En el apartado de la grabación de vídeo este Magic 4 Pro no lo hace nada mal. Tenemos hasta 4K 60fps como resolución, y el resultado me ha gustado. Tenemos buen nivel de detalle y la interpretación del color es bastante acertada.

Sin embargo, mejoraría claramente la estabilización, que no está mal, pero que aún queda algo por debajo de sus rivales directos por este precio.

CONCLUSIÓN: mucho cuidado con Honor

Llega el momento de decirte hasta qué punto es recomendable este Honor Magic4 Pro. Vale, salió hace un año, pero es que ahora mismo el precio al que lo podemos comprar es muy atractivo: salió por 1.099€, pero actualmente lo podemos encontrar por algo más de 800€ o incluso por 699€ lo he llegado a ver en la web de HiHonor España.

Esto, para mí, lo convierte en uno de los mejores gama alta para comprar en 2023, ya que su bajada de precio lo hace un terminal muy difícil de batir. Un diseño increíble, equilibrado en todo y un móvil que en general no defraudará a nadie.

Eso sí, les queda pendiente mejorar el apartado del software, así como otros detalles como el selfie. Pero el resto me parece digno para recomendarlo una y otra vez.

Móviles Honor MÁS VENDIDOS

3 comentarios en “Honor Magic4 Pro: un gama alta que impresiona en 2023”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *