El mercado de los plegables cada vez va cobrando más importancia, gracias a que muchos fabricantes se han sumado y tenemos muchísimas más alternativas para elegir. Ya no solo Samsung está sacando este tipo de productos.

Si hablamos de los plegables tipo libro, quizás no tenemos tantas alternativas más allá del Galaxy Z Fold 5. Sin embargo, Xiaomi llega fuerte y nos trae el nuevo Mix Fold 3, una apuesta increíble por el diseño y por mejorar lo que Samsung tiene pendiente.

Te voy a contar si este plegable es tan recomendable como parece, destacando lo bueno y lo malo. Si no quieres leer todo el post, por aquí te dejo la review en vídeo 👇🏻

ESPECIFICACIONES Xiaomi Mix Fold 3

DIMENSIONESPlegado: 161,2 x 73,5 x 10,96 mm
Desplegado: 161.2 x 143.3 x 5.3 mm
259 gramos
HARDWAREQualcomm Snapdragon 8 Gen 2
12/16GB RAM
256/512GB/1TB de almacenamiento
BATERÍA4.800mAh
67W carga rápida
Carga inalámbrica 50W
Carga inalámbrica inversa
CONECTIVIDAD5G
LTE
Wi-Fi 6
Bluetooth v5.3
NFC
PANTALLA EXTERNA6,56 pulgadas OLED
Resolución 2.520 x 1.080p
Relación de aspecto 21:9
Tasa de refresco 120 Hz
Dolby Vision
Brillo pico 2.600 nits
PANTALLA INTERNA8,2″ OLED LTPO 2.0
Resolución 2K+
Tasa de refresco de 120 Hz
1.300 nits HBM
Brillo pico de 2.600 nits
Dolby Vision
SOFTWAREAndroid 13 + MIUI 14 for Fold
AUDIODoble altavoz estéreo + Dolby Athmos
CÁMARAS TRASERASPrincipal: 50 megapíxeles IMX 800 OIS
Gran angular: 12 megapíxeles
Zoom 3,2X: 10 megapíxeles
Zoom 5X: 10 megapíxeles
CÁMARA FRONTAL20mp (selfie interior)
20mp (selfie exterior)
VÍDEOHasta 4K 60fps
EXTRASLector de huellas en el lateral
Reconocimiento facial

DISEÑO: una masterclass en todos los sentidos

Si hay algo que te va a llamar la atención de este Xiaomi Mix Fold 3 es su espectacular diseño. Sin duda aquí la firma china ha apostado por darnos un plegable delgado, cómodo en mano y sencillo de usar en el día a día.

Su grosor es muy sorprendente: 10,96mm plegado y únicamente 5,3mm desplegado, lo cual es una locura y claramente mejor que otros rivales como el Z Fold 5. Es una auténtica maravilla sostenerlo en mano y tener la sensación de que casi es como tener un smartphone tradicional.

Eso sí, es un móvil pesado, aunque puesto en contexto, no es ninguna locura. En total son 259 gramos, que depende para qué tareas puede resultar algo incómodo si lo tenemos en la mano durante un buen rato.

Por lo demás, las sensaciones en mano son extremadamente premium. Tenemos un cristal mate en la parte trasera que le queda increíble. Este color dorado me ha encantado y no resulta ni escandaloso ni extremadamente llamativo. Tenemos un módulo de cámaras bastante grande, pero muy bien integrado en todo el dispositivo.

Los marcos son metálicos y nos dan muy buenas sensaciones. Aquí tenemos los clásicos botones físicos, incluyendo un lector de huellas en el botón de encendido, que funciona muy bien. También tenemos los altavoces, el USB-C y un puerto infrarrojos para manejar la televisión u otros aparatos.

Pero, evidentemente, tenemos que hablar de la bisagra. Aquí no hay ninguna pega, ya que en todo momento las sensaciones son increíbles. Es robusta, resistente y podemos plegarla en el ángulo que queramos. Evidentemente, el pliegue es perfecto y no hay ningún tipo de hueco. Es un punto crítico en los plegables, y Xiaomi lo ha resuelto de forma magistral.

Y, por supuesto, también hay que mencionar las pantallas. En la parte externa tenemos un panel bastante grande, del que después te hablaré, pero que destaca por su formato. Es prácticamente igual a la de un smartphone tradicional, lo cual lo hace ideal para usarlo en el día a día. Además, tenemos muy buen aprovechamiento del frontal y un agujero que alberga la cámara y el reconocimiento facial.

Si nos vamos a la pantalla interior, tocaba prestar atención al pliegue. Y el caso es que me ha encantado, ya que está muy bien disimulado a la vista, y al tacto apenas se nota. Sabemos que está ahí, pero en ningún momento molesta, y está bastante mejor resuelto que otros plegables. En esta pantalla también tenemos un agujero con la cámara para selfie y reconocimiento facial, así como unos marcos algo más grandes, pero que sobresalen para proteger el panel.

HARDWARE: uno de los plegables más potentes

Si estabas buscando un plegable tipo libro que destacase por diseño y por rendimiento, este Mix Fold 3 cumple de sobra. Tenemos el Snapdragon 8 Gen 2 como procesador, acompañado por varias versiones de memoria RAM y almacenamiento.

Evidentemente todo esto hace que el desempeño de este Mix Fold 3 sea espectacular, ya sea para tareas del día a día como para juegos muy exigentes o edición de vídeo en 4K. Todo se mueve muy bien y funciona como era de esperar.

Por suerte tampoco he notado problemas de calentamiento, y esto a veces es un problema en los plegables por el factor de forma que tienen. Xiaomi en este caso lo ha resuelto bien, y no he tenido ningún tipo de problema en este aspecto.

BATERÍA: espectacular y toda una sorpresa

Sinceramente no me esperaba esta autonomía en el Mix Fold 3. Contamos con una batería de 4.800mAh, una cifra mayor que otros rivales, pero menor que un smartphone de gama alta normal. Junto con esto, contamos con 67W de carga rápida, 50W de carga inalámbrica y carga inalámbrica inversa.

Teniendo en cuenta que contamos con dos pantallas bastante exigentes, la autonomía de este plegable me ha encantado. Podremos llegar al final del día sin problemas, incluso si somos usuarios muy exigentes. Y si ya eres de esas personas que usa el móvil de forma más esporádica, sobrepasar el día no es un problema.

Me ha gustado especialmente el buen consumo en reposo, ya que apenas baja el porcentaje de batería, algo que habla muy bien tanto del procesador como de la optimización de Xiaomi.

Todo esto también se ve favorecido por el formato de la pantalla externa, que ayuda a usar el dispositivo casi siempre plegado, ya que resulta realmente cómodo. De este modo, dejamos normalmente la pantalla interna para ciertas actividades que requieran de más tamaño de visualización.

PANTALLA EXTERNA: es como tener un smartphone tradicional

Si hay algo que me ha convencido de este Xiaomi Mix Fold 3 es su pantalla exterior. Tenemos un panel de 6,52 pulgadas, OLED, 120Hz y hasta 2.600 nits de brillo pico. Y lo mejor, un formato de 21:9, bastante menos panorámico que otros rivales como el Galaxy Z Fold 5.

En cuanto a la calidad, esta pantalla está fuera de toda duda. Tenemos una interpretación del color magistral, muy buenos ángulos de visión y una respuesta táctil increíble. El brillo es ideal para todas las condiciones de luz, y siempre podremos visualizar el contenido sin dificultad.

Solo mejoraría un pequeño detalle a la hora de usarla: si pasamos el dedo por los bordes notamos un poco el borde del cuerpo del dispositivo (es algo difícil de explicar), y no tenemos esa terminación redondeada que suele ser muy satisfactoria.

Quitando todo esto, la pantalla es espectacular. Y lo es más aún por el propio formato, ya que es como la de un smartphone normal, y esto nos permite hacer cualquier tarea con total comodidad, haciendo que fácilmente un 80-90% del tiempo estemos con el móvil plegado.

PANTALLA INTERIOR: misma alta calidad, pero en más tamaño

Para la pantalla interna Xiaomi ha montado un panel OLED de 8,2 pulgadas, resolución 2K+, 120Hz LTPO 2.0 y un brillo pico también de 2.600 nits. Básicamente estamos hablando de casi las mismas especificaciones que la pantalla externa, pero con más tamaño.

Y nuevamente la calidad está fuera de toda duda. Es una pantalla que se ve muy bien, que sigue presentando una muy buena interpretación del color y sigue cumpliendo de sobra en el apartado del brillo. Es una pantalla que hace disfrutar para jugar o consumir contenido multimedia.

Aparte de esto, me quito el sombrero con el pliegue de la pantalla. Es prácticamente imperceptible a simple vista, y al pasar el dedo se nota muy ligeramente. Aquí claramente este Xiaomi Mix Fold 3 es mejor que un Z Fold 5, y esto lo nota hasta un usuario que no suele analizar muchos plegables de este tipo.

La única pega de esta pantalla interna es el formato para determinadas tareas. A la hora de visualizar un vídeo, por ejemplo, vemos cómo aparecen dos bandas negras bastante grandes, y si ampliamos el vídeo perdemos bastante información. Sin embargo, es un precio a pagar a día de hoy y entiendo que es complicado no hacerlo de esta manera.

SONIDO: esperaba bastante más

Tengo la impresión de que Xiaomi se ha quedado corto con el sonido de este Mix Fold 3. Tenemos dos altavoces y la tecnología de Dolby Athmos, pero el conjunto me ha dejado un sabor agridulce.

Para empezar, he notado que el volumen podría ser superior, pero sobre todo he echado en falta más frecuencias medias y bajas, así como más rotundidad en general. Aquí hay rivales que le ganan claramente y pienso que Xiaomi podría haber hecho mucho más.

Sin embargo, el error más llamativo pienso que está en la colocación de los altavoces. Cuando el móvil está plegado, tenemos un altavoz arriba y otro abajo, dándonos una buena experiencia de sonido estéreo.

Sin embargo, cuando desplegamos el móvil, ambos altavoces quedan a un lado, con lo cual el sonido que apreciamos está «cojo», y perdemos esa sensación inmersiva. Esto se soluciona cambiando la orientación del dispositivo a la hora de cogerlo, pero es algo que no me pasó por ejemplo con el Galaxy Z Fold 5.

SOFTWARE: algunos añadidos interesantes y una buena experiencia

Antes de contarte mi experiencia con el software de este Mix Fold 3, cabe destacar que estoy probando la versión china, con lo cual una hipotética versión global sería algo distinta. Aunque, en esencia, tenemos Android 13 junto con MIUI Fold 14, la versión específica para los plegables de Xiaomi.

Sinceramente la experiencia, a nivel de fluidez y funcionamiento, me ha gustado mucho. Tenemos un software muy fluido y que en ningún momento presenta comportamientos extraños. Aquí Xiaomi ha hecho un muy buen trabajo de optimización.

Por supuesto, tenemos algunos añadidos ya clásicos de los plegables tipo libro, como un dock inferior para poder acceder a las apps, una multitarea bastante vitaminada o el llamado Hover Mode, que básicamente parte la pantalla en dos cuando plegamos un poco el móvil, para aprovechar mejor la interfaz.

Honestamente no le pido muchas más funciones a un plegable de este tipo, porque seguramente no las usaría. Tenemos todas las que podíamos esperar, así como un muy buen funcionamiento de la capa de personalización.

CÁMARAS: quizás, el plegable más ambicioso en fotografía

Xiaomi no ha querido renunciar a casi nada en este Mix Fold 3, y en el apartado de las cámaras ha apostado fuerte por una combinación de versatilidad, sensores de calidad y su ya famosa colaboración con Leica.

En total, en la parte trasera contamos con cuatro sensores: principal de 50 megapíxeles, gran angular de 12mp y dos teleobjetivos de 10mp, uno 3.2X y el otro 5X. Esto es algo muy similar a lo que teníamos en el Xiaomi 13 Ultra, pero con sensores que no son los mismos y, a priori, tienen menos calidad.

Ya te adelanto que el resultado fotográfico se queda por debajo de los topes de gama de Xiaomi, pero en general me ha gustado bastante. Con el sensor principal las fotos que obtenemos con bastante buenas en general, con buen HDR, una interpretación del color muy buena y un nivel de detalle que me ha gustado. Prácticamente en todas las condiciones vamos a estar satisfecho con este sensor principal.

De noche también es capaz de ofrecernos buenos resultados, ya que controla muy bien las altas luces, apenas tenemos ruido y el nivel de detalle no sufre un descenso muy acusado. Es un sensor que va a cumplir con las expectativas de la mayoría de usuarios.

El gran angular, por su parte, no me ha dejado mal sabor de boca, ni mucho menos. Baja notablemente la calidad, pero sinceramente es un gran angular muy aprovechable, incluso de noche. Si no se lo ponemos muy complicado podremos sacar fotografías de una calidad bastante interesante.

Y en cuanto a los dos teleobjetivos, aquí el resultado es bastante similar. Me hubiese gustado más diferenciación en cuanto a distancia focal, ya que de un 3.2X a un 5X apenas notamos mucha diferencia. En ambos casos, la calidad me ha gustado, aunque tengo mejores sensaciones con el 5X.

No son los mejores teleobjetivos del mercado y están claramente por debajo de otras opciones, pero si las condiciones acompañan, podremos sacar fotos bastante decentes con ambos.

Por último, destacar la colaboración con Leica, que se nota bastante. Ya sabéis que debemos elegir entre los dos perfiles de color: Authentic y Vibrant. Yo he elegido el segundo, ya que creo que consigue fotos más fieles a la realidad.

SELFIE: utiliza las cámaras principales, por favor

Para el apartado del selfie tenemos muchísimas alternativas, aprovechando las bondades del formato plegable. Tanto en la pantalla interna como en la externa tenemos un sensor de 20 megapíxeles.

Estos sensores nos otorgan un buen resultado, aunque sinceramente te recomiendo utilizar la pantalla externa como visor, y así poder hacer selfies con las cámaras principales. El salto de calidad es más que evidente, ya que sobre todo el sensor principal es de muchísima mejor calidad.

Por supuesto, también puedes usar otros sensores, como el gran angular o los teleobjetivos, y así poder jugar con la versatilidad de los selfies de este Mix Fold 3.

VÍDEO: claramente una aspecto a mejorar

Si la fotografía me ha gustado mucho en general, en el vídeo estamos un paso por detrás, y Xiaomi tiene que mejorar. Podemos grabar hasta en 4K 60fps con las cámaras principales, pero únicamente en 1080p 60fps con las cámaras selfies.

El vídeo con las cámaras principales es correcto, pero es claramente mejorable. Notamos cómo el nivel de detalle podría ser mucho mejor, y la estabilización no es la más conseguida del mercado. De hecho, a veces notamos una especie de saltos que no deberían estar ahí, y que son fruto del intento de estabilizar el vídeo mediante software.

Con las cámaras selfie el vídeo baja también bastante la calidad, y sinceramente en terminales tan caros no es comprensible no contar con una resolución 4K, sobre todo cuando hay rivales que sí la tienen, como es el caso del Z Fold 5.

CONCLUSIONES: no es el mejor por ESTO

El Xiaomi Mix Fold 3 me ha encantado y creo que ha quedado patente. Es un dispositivo que te enamora sobre todo por el diseño, al ser tan fino, tan premium y tan fácil de usar como un smartphone tradicional. Eso Xiaomi lo ha sabido hacer muy bien.

También es un móvil muy potente, con muy buena pantalla, un software fluido y unas cámaras que en general están bastante bien. Quizás son mejorables otros apartados como el del audio o el vídeo, pero son quizás las máximas pegas que puedo ponerle.

Quitando esto, y contando con que es un plegable muy recomendable, NO es el mejor del mercado, por la sencilla razón de que no se distribuye de forma oficial fuera de China, lo cual evidentemente es un punto negativo que no debemos pasar por alto.

Si Xiaomi quiere competir con Samsung y otros rivales, debe seguir haciendo estos plegables tan bien trabajados… pero por supuesto necesita sacarlos al mercado internacional, para así poder competir en igualdad de condiciones.

Móviles XIAOMI en OFERTA en AMAZON

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *