OPPO lleva unos años dando una lección de cómo hacer diseños increíbles, bonitos y muy atractivos. Lo hemos visto con muchos terminales, y en este caso el OPPO Reno 10 Pro no iba a ser una excepción.

Ya te adelanto que estamos ante uno de los móviles Android más bonitos por este precio, pero claro, para que un terminal sea recomendable también debe cumplir con ciertos requisitos.

¿Será una buena compra este Reno 10 Pro? Te cuento lo mejor y lo peor en este análisis. Si no quieres leer todo el post, te dejo la review en vídeo por aquí👇🏻

ESPECIFICACIONES OPPO Reno 10 Pro

DIMENSIONES162,3 x 74,2 x 7,89 mm
185 gramos
Morado y gris
HARDWAREQualcomm Snapdragon 778G
12GB RAM LPDDR4X
256GB almacenamiento UFS 2.2
BATERÍA4.600mAh
80W carga rápida
CONECTIVIDAD5G
Bluetooth 5.2
NFC
WiFi 6
PANTALLA6,7 pulgadas AMOLED
Full HD+
120Hz
Brillo HBM 800 nits
Brillo pico 950 nits
SOFTWAREAndroid 13 + ColorOS 13.1
AUDIOUn único altavoz
CÁMARAS TRASERASPrincipal: 50mp, IMX890, OIS
Gran angular: 8mp
Teleobjetivo: 32mp
CÁMARA FRONTAL32 mp
VÍDEO4K 30fps
EXTRASLector de huellas en pantalla 
Reconocimiento facial
Puerto infrarrojos

DISEÑO: atrae las miradas desde el primer momento

Sí, este OPPO Reno 10 Pro cuenta con el diseño como una de sus principales bazas, ya que la gente de OPPO ha conseguido un terminal que entra por los ojos y que, nuevamente, se coloca entre los más bonitos del mercado (aunque esto es subjetivo, claro).

La gama Reno siempre da una lección de estética, pero también de ligereza y delgadez. Y es que tenemos un peso de 185 gramos únicamente, y un grosor de apenas 7,89mm. Esto hace que en mano siente increíblemente bien y apetezca tocarlo una y otra vez.

Aparte de esto, el protagonismo es para esta trasera en color morado glossy. Sí, atrae las huellas, pero por suerte mucho menos de lo que esperaba. Mucho predominio también para el módulo de cámaras, que no se parece a ningún otro móvil que yo recuerde.

Los marcos son de plástico, pero para nada se sienten baratos o de baja calidad. De hecho llegué a pensar que eran metálicos. Tenemos los clásicos botones, USB-C, altavoz y un puerto infrarrojos para poder controlar la TV y otros dispositivos.

En el frontal el protagonismo es para la pantalla, que aprovecha bastante bien los marcos y que presenta una ligera curva en los lados. Dicha curva no me ha resultado molesta, pero entiendo que a muchos os puede molestar frente a un panel plano.

Contamos con agujero en pantalla, donde se aloja el reconocimiento facial, así como lector de huellas bajo el panel. Ambos métodos de seguridad son rápidos y muy eficaces. Eso sí, el lector de huellas está demasiado abajo, en mi opinión.

En definitiva, un diseño bonito, sofisticado y pensado para atraer las miradas. Si buscas estética por encima de todo, este Reno 10 Pro será una elección muy acertada.

HARDWARE: quizás un poco insuficiente para el precio…

Uno de los recortes claros que ha hecho OPPO con este Reno 10 Pro es el hardware. No es malo, pero quizás podríamos esperar un poco más. Empezando por el procesador, el Snapdragon 778G, un chip de hace ya un par de años.

Le acompañan 12GB de RAM LPDDR4X y 256GB de almacenamiento UFS 2.2. Como veis, un conjunto de especificaciones que nos recuerdan a teléfonos de generaciones anteriores.

Dejando a un lado los números, este Reno 10 Pro rinde bastante bien, sobre todo en lo referente a aplicaciones del día a día, redes sociales, consumo multimedia… Podremos jugar, pero no al nivel de otros terminales más potentes en este rango de precio.

De hecho, en el juego T3 Arena, que requiere de cierta potencia gráfica, no podemos subir los gráficos a calidad «muy alta», y por defecto vienen a un nivel medio. Esto nos da una idea de lo que es capaz este procesador.

Por otro lado, el calentamiento me ha parecido correcto, contando con que lo he probado en días de mucho calor. No he notado ninguna subida de temperatura excesiva ni extraña en todo el tiempo que lo he usado.

BATERÍA: autonomía correcta, pero sin alardes

El precio a pagar por tener un móvil fino y ligero suele ser la capacidad de batería. En este caso contamos con 4.600mAh, que nos otorga una autonomía bastante correcta. Eso sí, quizás por debajo de otros rivales con más capacidad.

Si eres un usuario moderado, seguramente llegues al final del día sin problemas. Si en cambio te gusta utilizar el teléfono de forma más intensiva, posiblemente tendrás que cargarlo en algún momento del día para llegar al final.

Lo bueno es que contamos con 80W de carga rápida y el cargado incluido en la caja, lo que nos asegura que en una media hora tendremos el terminal totalmente cargado.

PANTALLA: mucho mejor de lo que dicen los números

El panel de este OPPO Reno 10 Pro es un ejemplo de que no siempre los números son los que dictan la calidad de algo. En este caso tenemos una pantalla de 6,7″ AMOLED, 120Hz, FullHD+ y un brillo pico de 950 nits.

Sobre el papel, los números son bastante normales y en brillo se queda por debajo de otros rivales directos. Sin embargo, en la práctica esta pantalla me ha gustado bastante. Tenemos muy buena interpretación del color y muy buenos ángulos de visión. Por supuesto, podemos calibrarla en ajustes.

El brillo no destaca por ser el mejor, pero no me ha parecido un punto negativo especialmente. En la mayoría de situaciones vamos a poder visualizar el contenido sin problemas, a no ser que haya muchísima incidencia de luz solar directa.

También tenemos curvas en los laterales, aunque bastante sutiles. De todos modos, te seguirán molestando si odias este tipo de pantallas. En mi caso, no me ha resultado molesto y creo que le otorga un toque estético muy interesante.

AUDIO: calidad notable, pero le falta lo más importante…

El apartado del sonido sí que me ha parecido un problema, y no precisamente por la calidad. Y es que este OPPO Reno 10 Pro incluye únicamente un altavoz en la parte inferior. No contamos con doble altavoz estéreo, y por este precio sinceramente me parece un error.

Es una pena, porque este altavoz se escucha bastante alto y con buena calidad, pero la experiencia queda empañada al no contar con este elemento estéreo que sí tienen otros rivales directos. Lo notamos muchísimo a la hora de visualizar un vídeo o cuando queremos jugar.

Sin duda, OPPO tiene que cuidar mucho este apartado, sobre todo porque ya ha demostrado que lo hace genial. Hubiese sido perfecto contar con un doble altavoz con la misma calidad que este único altavoz que tenemos.

SOFTWARE: solo hay un problema

OPPO suele hacerlo genial en el apartado del software. En este Reno 10 Pro contamos con Android 13 y ColorOS 13.1, una versión que ya conocemos y que no trae ninguna novedad apreciable.

Es una capa que funciona muy bien y que está perfectamente optimizada. No he encontrado bugs ni comportamientos extraños. Además, estéticamente me gusta y es bastante personalizable. Algo ya marca de la casa de OPPO.

Sin embargo, me ha llamado la atención la cantidad tan excesiva de bloatware que tenemos en este OPPO Reno 10 Pro. Por defecto vienen instaladas muchísimas apps que no vamos a usar y muchos juegos que no tienen el más mínimo interés.

Creo que por este precio, no es aceptable tener esta cantidad de bloatware, sobre todo porque hay rivales directos que no lo incluyen, y porque lastra bastante la experiencia. Sí, evidentemente se pueden desinstalar, pero es un proceso que ya estamos obligados a hacer si queremos una experiencia más limpia.

CÁMARAS: una sorpresa positiva y diferencial

OPPO nos ha dado verdaderas lecciones de fotografía, como ya te conté en la review del OPPO Find X6 Pro. En este caso han optado por un movimiento bastante inteligente para el Reno 10 Pro, y veremos si el conjunto de cámaras en general merece la pena.

Contamos con tres sensores en la parte trasera: principal de 50mp, el IMX890; gran angular de 8mp y un teleobjetivo 2X de 32mp. Este último es clave, ya que la mayoría de rivales directos no lo incluyen, y no es muy común encontrarlo en esta gama de precio.

En lo referente a la calidad fotográfica, el sensor principal es todo un seguro de vida. Tenemos fotos de muy buena calidad, sobre todo en muy buenas condiciones. El nivel de detalle es muy bueno, así como el HDR y la interpretación del color. De noche, tenemos muy poco ruido, buen control de las altas luces y un acierto casi total en el balance de blancos. En definitiva, lo que esperamos de este sensor.

El punto más débil de esta cámara es el gran angular, que para mí es el peor sensor de todos. Solo podremos sacar fotos decentes si las condiciones de luz son extremadamente buenas. A la que nos vamos a interiores y a condiciones nocturnas, aparece la distorsión en las esquinas y el nivel de detalle baja dramáticamente. No es un sensor que puedas usar en cualquier condición.

¿Y qué pasa con el teleobjetivo? Pues bien, no esperes un nivel tan alto como en el Find X6 Pro, pero el caso es que en general me ha gustado. Ojo, yo lo usaría en condiciones de buena luz, ya que aquí se le saca todo el partido y podemos conseguir fotos bastante vistosas. Cuando nos vamos a condiciones de poca luz, vemos cómo baja el detalle y tenemos una clara bajada de calidad en general.

SELFIE: sigue sin ser el mejor

Para el apartado del selfie tenemos un sensor de 32mp en este Reno 10 Pro. Y el resultado es el que venimos viendo en muchos otros modelos de la firma china. La calidad no está mal, pero creo que pueden mejorar.

Tenemos fotos con un nivel de detalle aceptable y un HDR que no está mal. Sin embargo, sigo echando de menos una mejora en el look general de la foto, y creo que eso pasa por aumentar el nivel de detalle y mejorar, por ejemplo, la interpretación de las pieles. Y esto sin duda dependerá de si OPPO mejora el procesamiento de la imagen.

Por otro lado, con esta cámara delantera únicamente podemos grabar en 1080p 30fps, algo ya habitual y que nuevamente nos vuelve a dejar con las ganas de ver una resolución 4K.

VÍDEO: sigue pecando donde siempre

Para el vídeo de este Reno 10 Pro tenemos una resolución máxima de 4K 30fps. La calidad me ha parecido aceptable, pero creo que tiene un amplio margen de mejora, sobre todo porque hay rivales que quizás hacen mejor trabajo.

Notamos un vídeo que quizás se ha pasado un poco de procesamiento y que, fruto de eso, reduce la cantidad de detalle. Por otro lado, la estabilización en 4K es inexistente, por lo que tenemos que reducir la resolución a 1080p 60fps.

Si OPPO quiere competir en la grabación de vídeo por este precio, tiene que mejorar claramente en cuanto a calidad, y sobre todo a estabilización, ya que hay otros rivales que le llevan la delantera.

CONCLUSIONES: la competencia es dura…

Ya has visto que este OPPO Reno 10 Pro tiene puntos muy positivos y otros que claramente son peores que otros rivales directos. Y todo esto, por un precio de 649€, lo cual se sitúa en un segmento del mercado muy complicado y competido.

¿Es recomendable este Reno 10 Pro? Pues bien, diría que si buscas un terminal con un apartado estético sobresaliente, no necesitas mucha potencia y vas a usar mucho el teleobjetivo, puede ser una compra muy interesante.

No obstante, por este precio hay rivales que mejoran en hardware, batería, audio, selfie y vídeo. Son muchos puntos que, sumados, hacen que este Reno 10 Pro lo tenga realmente complicado para competir con otros rivales del mercado.

Móviles OPPO MÁS VENDIDOS en Amazon

Un comentario sobre “OPPO Reno 10 Pro, análisis: ¿solo BONITO o también recomendable?”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *