En un mercado de auriculares true wireless bastante parecidos entre sí y con una infinidad de modelos para elegir, ser diferente y original es un punto bastante positivo, y eso es lo que ha debido pensar Nothing.

La firma británica ya sorprendió con sus primeros auriculares, los Ear (1), pero en este caso han querido apostar por un tipo de auriculares totalmente distintos y que juegan muy bien la baza del diseño, aunque también vas a comprobar por qué también son muy buenos en otros apartados.

Te contaré lo mejor y lo peor de los Nothing Ear (Stick), un producto que llama la atención desde el primer momento, y que ya te adelanto que me ha convencido… y mucho. ¿Conseguirán desbancar a los AirPods?

Si no quieres leer el post completo, aquí tienes la review en vídeo 😉👇🏻

DISEÑO: te enamoran o te enamoran

Desde el primer segundo que tocas los nuevos Nothing Ear (Stick) te das cuenta de que estás delante de un producto único y con un diseño pensado para sorprenderte y dejarte boquiabierto.

Y eso es algo que ocurre incluso en el packaging, ya que la gente de Nothing ha optado por una caja alargada y cuadrada, en la que desde ambos lados podemos sacar dos cilindros: los auriculares y una pequeña caja con las instrucciones y el cable USB-C. La experiencia de unboxing es sumamente satisfactoria.

A partir de aquí, el protagonismo es para la espectacular caja cilíndrica de los auriculares. Tenemos transparencias y la predominancia de los colores blanco y rojo. Contamos con un botón de emparejamiento y un puerto USB-C en uno de los extremos, para poder cargar dicha caja.

El proceso para abrir la caja es tremendamente satisfactorio, ya que tenemos que rotar el cilindro y los auriculares quedan al descubierto. Un mecanismo que funciona bien, y que resulta suave y placentero. No he notado ninguna inconsistencia ni sensación de fragilidad.

Los auriculares en sí son un espectáculo en cuanto al diseño. Eso sí, no tienen almohadillas, algo que te gustará si prefieres este tipo de auriculares. En cambio, las transparencias que nos dejan ver los componentes seguramente sean del agrado de casi todo el mundo.

Por si te lo preguntabas… no, no incluyen las famosas letras L y R para saber cuál es el izquierdo y cuál es el derecho. En este caso tenemos dos colores: blanco para el izquierdo y rojo para el derecho.

Aparte de todo esto, la caja no me ha resultado incómoda, ni por la forma ni por el tamaño, aunque entiendo que esto dependerá de cada usuario. Eso sí, como único punto negativo, es bastante fácil que la suciedad entre en el interior del cilindro. No es imposible de limpiar, pero vas a tener que invertir tiempo en sacar esas motas de polvo, pelusas, etc…

Aparte de esto, el diseño es un ejemplo de originalidad, funcionalidad y distinción en un mercado donde casi todos los auriculares son iguales.

GESTOS: muy bien, con un problema…

Del apartado físico de los propios auriculares tenemos que mencionar también los gestos o pulsaciones, que podemos hacer en la parte inferior del «palito».

Es lo típico que nos encontramos en otros auriculares del mercado: una pulsación para pausar/reproducir, dos pulsaciones para pasar canción, tres pulsaciones para ir a la pista anterior y mantener pulsado para subir o bajar volumen.

Todos estos gestos vienen por defecto, pero los podemos configurar gracias a la aplicación de Nothing, que después te comentaré. De este modo los podremos personalizar como queramos.

La respuesta a las pulsaciones del panel táctil es perfecta, pero me ha resultado demasiado sensible cuando agarramos los auriculares para volver a colocarlos en la caja o para retirarlos momentáneamente. Sin querer, pulsamos el panel táctil y activamos la reproducción de música por accidente.

Quizás es un detalle menor y posiblemente inevitable, pero te lo comento fruto de mi experiencia con estos Ear (Stick).

CONECTIVIDAD: lo esperado, con alguna ausencia

Estos Nothing Ear (Stick) traen la conectividad que solemos encontrar normalmente. Tenemos Bluetooth 5.2 y la compatibilidad con el modo de emparejamiento rápido de Google Fast Pair y Microsoft Quick Switch.

En el uso de estos auriculares no he notado ningún problema de conexión, y todo funciona rápido y estable, incluso si nos alejamos notablemente de nuestro móvil u ordenador.

Eso sí, he echado en falta la conexión multipunto para poder tener conectados estos Ear (Stick) a dos dispositivos de forma simultánea. Casi siempre estoy usando el smartphone y el portátil, y me gustaría poder cambiar entre ellos sin tener que conectarme de forma manual.

BATERÍA: no te quedarás tirado

En el apartado de la autonomía, estos Nothing Ear (Stick) prometen hasta 7 horas de reproducción de música con los auriculares, y hasta 29 horas sumando el total de la autonomía de la caja.

Evidentemente esto va a depender mucho del uso que hagas de ellos, así como de aspectos como el volumen. Pero el caso es que en mi experiencia, la autonomía ha sido muy buena, y es genial para jornadas completas de trabajo o incluso vuelos largos.

El único punto mejorable: no tenemos carga inalámbrica, que posiblemente sea una consecuencia del diseño de la caja, pero que por este precio quizás podríamos esperar.

Sin CANCELACIÓN de RUIDO: ¿recomendables?

Por el diseño sin almohadilla de estos Ear (Stick), evidentemente no podemos esperar una cancelación de ruido activa como en otros rivales, pero no es el tipo de producto enfocado a ello.

El aislamiento es suficiente en entornos relativamente silenciosos, pero en ambientes más ruidosos perdemos frecuencias de sonido debido al ruido exterior, algo que era de esperar.

Sin embargo, si estás buscando unos auriculares sin almohadillas, posiblemente no te preocupe este apartado, ya que priorizas otros aspectos en estos auriculares.

No obstante, los tres micrófonos de estos auriculares sí que son de bastante calidad para llamadas y videollamadas. No son los mejores del mercado, pero la calidad me ha parecido correcta y sin mayores problemas.

SOFTWARE: el buen hacer de Nothing

Aparte del diseño y de todas las funcionalidades, estos Ear (Stick) vienen acompañados de una app llamada Nothing X, que es la compañera perfecta para poder sincronizar y personalizar los auriculares.

Con una interfaz increíble y muy cuidada, la app nos permite conocer el apartado de la batería, personalizar los gestos, gestionar la conexión de los auriculares e incluso acceder a un ecualizador.

Una app que funciona genial y que aporta muchísimo valor a un producto que es ya de por sí bastante redondo.

CALIDAD DE SONIDO: toda una sorpresa

Estos Nothing Ear (Stick) destacan por diseño y por ser muy equilibrados hasta ahora pero, ¿qué tal es la calidad de sonido? Porque, de nada sirve tener un diseño increíble si luego se escuchan mal.

Pues bien, me ha encantado el apartado sonoro de estos auriculares. En el apartado técnico tenemos compatibilidad con los códecs AAC y SBC (me hubiese gustado tener aptX por ejemplo), y un rango de frecuencias desde 20Hz a 20kHz.

En la práctica, estamos ante unos auriculares que se escuchan muy bien en su rango de precio, con unos bajos ligeramente reforzados pero no excesivos, así como muchísima riqueza en cuanto a matices y frecuencias que podemos distinguir.

Lo mejor es que podemos ecualizarlos gracias a la app de Nothing, algo que te ayudará a personalizar tu experiencia dependiendo del tipo de música que escuches.

CONCLUSIÓN: estos auriculares MOLAN muchísimo

Pues sí, así de simple es mi opinión sobre los Nothing Ear (Stick): molan muchísimo y me han parecido un producto sorprendente, tanto por el diseño único como la calidad de sonido a la altura de lo que esperamos.

Eso sí, debes decidir si estás dispuesto a usar auriculares sin almohadillas (por comodidad, por ser más prácticos…) o si por el contrario prefieres unas almohadillas que te aíslen, así como una cancelación activa de ruido.

Si eres de esos usuarios que no necesita o que odia las almohadillas, estamos posiblemente ante los mejores auriculares del mercado, junto con los AirPods, por un precio que no es exageradamente caro.

6 comentarios en “Nothing Ear (Stick): preciosos y con un sonido sorprendente”

  1. I’m not sure ѡhere you are getting your info, Ьut great topic.

    I needs to spend some time learning more or understanding
    more. Thanks for great info I was looking for thіs information for
    my mission.

  2. I’m amazeɗ, I must say. Rarely do I come across a blⲟց that’s both equally educative
    аnd engɑging, and let me tell you, you’ve hit the nail on the head.

    The issue is something too few folks are speaking intelligently about.
    Now i’m very happy that I came across this Ԁuring my search for something
    relating to this.

Los comentarios están cerrados.