Si algo sabe hacer Realme es buenos teléfonos a un precio bastante competitivo. Ya lo vimos el año pasado con la gama GT2 y GT2 Pro, que nos ofrecían características de gama alta a menos precio.

Este año la apuesta seria es el nuevo Realme GT3, que apuesta claramente por una carga rápida asombrosa, junto con unas especificaciones dignas de la gama alta.

Te voy a contar si es realmente recomendable, aunque si no quieres leer todo el post, por aquí te dejo la review en vídeo👇🏻

DIMENSIONES163.9 x 75.8 x 8.9 mm
199 g
Colores: Negro y Blanco
HARDWAREQualcomm Snapdragon 8+ Gen 1
16GB RAM
256/512GB y hasta 1TB
BATERÍA4.600mAh
Carga rápida 240W con cargador incluido
CONECTIVIDADWiFi 802.11 a/b/g/n/ac
Bluetooth 5.3
5G SA/NSA
NFC
GPS
PANTALLA6,4 pulgadas AMOLED
Resolución 1,5K (1240×2772)
144Hz
HDR10+
1.400 nits pico máximo brillo
SOFTWAREAndroid 13 + RealmeUI 4.0
AUDIODoble altavoz estéreo + Dolby Athmos
CÁMARAS TRASERASPrincipal: 50 megapíxeles IMX890
Gran angular: 8mp
Microscopio: 2mp
CÁMARA FRONTAL16 mp
VÍDEOHasta 4K 60fps
EXTRASLector de huellas bajo pantalla  
Reconocimiento facial
Sensor infrarrojos

DISEÑO: Realme siempre es original

El diseño de este Realme GT3 llama la atención desde el primer momento. Estamos ante un móvil grande y con un peso de 199 gramos, lo cual no lo coloca entre los más pesados del mercado, pero tampoco es apto para los que buscan un terminal pequeño.

La fabricación es en plástico, pero se siente de bastante calidad. No tenemos en ningún momento esa sensación de ser un móvil barato, ni mucho menos. Aunque claro, siempre se agradecen los materiales más premium.

Aunque sin duda lo que más llama la atención es la parte trasera, con este módulo gigante que alberga las cámaras y una sección en la que tenemos transparencias que nos dejan ver una maqueta del procesador de este Realme GT3.

Junto con esto, rodeándolo, tenemos un LED de colores que podremos personalizar y que cumple la función de LED de notificaciones para avisos, llamadas e incluso cuando estamos cargando el móvil. Te gustará más o menos, pero sin duda se han diferenciado de la competencia.

Ya en el frontal tenemos una pantalla bastante grande, un agujero donde se aloja la cámara frontal y el lector de huellas bajo pantalla. Funciona perfectamente y muy rápido, al igual que el reconocimiento facial.

Por último, destacar la presencia de un sensor infrarrojos que nos servirá para poder manejar nuestro televisor u otros dispositivos, al igual que ya hace Xiaomi por ejemplo.

HARDWARE: un rendimiento brutal, a la altura de los mejores

La gama GT de Realme se caracteriza siempre por otorgar potencia y buen rendimiento. Este Realme GT3 cuenta con el Snapdragon 8+ Gen 1, uno de los procesadores más potentes del mercado.

Esto, junto con otras especificaciones, nos asegura un rendimiento increíble en todo tipo de condiciones: con aplicaciones del día a día, con la multitarea, en redes sociales y por supuesto, en juegos y edición de vídeo.

Además, es uno de esos móviles que está especialmente bien optimizado, gracias al software. Y lo mejor es que no he notado un calentamiento fuera de lo normal, lo cual es de agradecer.

BATERÍA: la carga más rápida del mundo (increíble)

Para la batería de este Realme GT3 tenemos una capacidad de 4.600mAh, algo por debajo de otros rivales. Esto nos otorga una autonomía que está bastante bien, aunque si eres un usuario super exigente, quizás tengas que recurrir al cargador al final del día.

Lo que ocurre es que aquí entra en escena el factor más diferencial de este terminal: la demencial carga rápida de 240W, con cargador incluido.

Esto nos asegura cargar el 50% en 4 minutos (un escándalo) y el 100% en 9 minutos (escándalo y medio). Con estas cifras, cargar este móvil es satisfactorio, rápido y eficiente. A nada que estemos en apuros con la autonomía, podremos tener batería suficiente en pocos minutos.

¿Se calienta este Realme GT3 debido a la carga rápida? Sí, pero bastante poco comparado con lo que esperaba. Notamos que la temperatura sube, pero ni mucho menos es alarmante. Todo el calor se queda en el cargador, lo que ayuda a preservar la vida útil de la batería.

Nota: por defecto esta carga rápida viene desactivada, por lo que tenemos que activarla en ajustes. Te recomiendo usar la carga inteligente, y usar los 240W cuando necesites la máxima velocidad.

PANTALLA: nada negativo que criticar

Este Realme GT3 no tendrá la mejor pantalla del mercado, pero es que tampoco es tan caro como otros gama alta que superan los 1000€. Contamos con un panel de 6,74″ AMOLED, 144Hz, resolución 1,5K y hasta 1.400 nits de brillo pico.

La realidad es que esta pantalla se ve muy bien. La interpretación del color es muy buena, así como los ángulos de visión y el brillo. No será el panel más brillante del mercado, pero sinceramente es más que suficiente para casi cualquier usuario.

Estos 144Hz y la resolución 1,5K lo hacen un poco distinto y mejora a muchos rivales, algo que sorprende si tomamos en consideración el precio de este Realme GT3.

AUDIO: esperaba un poco más…

En el apartado del sonido este Realme GT3 podría ser mejor. Tenemos un doble altavoz estéreo con tecnología Dolby Athmos, y la calidad es correcta, sin más.

Echo en falta más presencia de matices, así como de graves. El audio es correcto, pero claramente hay rivales que le ganan en este apartado. Quizás no podemos tenerlo todo…

SOFTWARE: Realme nunca falla, aunque tenemos bloatware

Para este Realme GT3 contamos con Android 13 y Realme UI 4.0, la última versión de la capa de personalización hasta la fecha. Y sinceramente es siempre un acierto, si bien no es mi capa favorita en Android.

Tenemos un funcionamiento extraordinario, gracias a su buena optimización y a la ausencia de bugs y comportamientos extraños. En todo momento el sistema se mueve de forma excelente, y eso se agradece.

Por otro lado, las opciones de personalización son interesantes, y contamos con funciones extras que nos ayudan a sacarle partido a este Realme GT3.

El único punto negativo es el bloatware: sinceramente tenemos demasiadas apps preinstaladas por defecto, y eso no puede pasar en un teléfono cuyo precio ya es importante. Realme tiene que mejorar esto si quiere estar a la altura de otros rivales.

CÁMARAS: mucho mejor de lo esperado

Normalmente algunos móviles de la gama GT pecaban un poco en cuanto a la calidad fotográfica. En este caso Realme quiere arreglar esto gracias al sensor principal de 50mp, el IMX890 (sí, el mismo que el OnePlus 11). Además, contamos con un gran angular de 8mp y un sensor microscopio de 2mp.

El resultado fotográfico con el sensor principal me ha gustado bastante. No estaremos ante el mejor exponente por este precio, pero dudo que alguien quede defraudado. Con buenas condiciones de luz las fotos tienen bastante detalle y un buen HDR. De noche, apenas vemos ruido, y el control de las altas luces me ha gustado.

Aún así, creo que Realme aún puede hacer un mejor trabajo en el procesamiento, con el fin de sacarle todo el partido a este sensor principal tan potente.

Por otro lado, el gran angular es mejor de lo que esperaba. Sí, perdemos detalle respecto al sensor principal, pero en condiciones de luz favorables las fotografías son bastante decentes, y no estamos ante un gran angular dramático.

¿Y el sensor microscopio? Pues es anecdótico. Las fotos que obtenemos son curiosas, pero al tener 2 megapíxeles, el nivel de detalle no es muy elevado. Es lo típico que olvidaremos usar con el paso del tiempo.

SELFIE: tiene que mejorar

Para la cámara delantera tenemos un sensor de 16 megapíxeles que nos otorga un resultado correcto. Realme, al igual que otros fabricantes chinos, tiene aún bastante trabajo con las pieles y la sobreexposición, pero las fotos no son malas.

Lo que no me gusta es la ausencia de vídeo 4K, quedándonos únicamente en 1080p 30fps. Ya hay móviles como el Galaxy A54 que son más baratos y graban en 4K con la cámara selfie. En tiempos de vídeo para redes sociales, es una característica primordial por este precio.

VÍDEO: una sorpresa positiva

No, este Realme GT3 no tiene el mejor vídeo de la gama alta, pero es que el resultado me ha convencido bastante. Podemos grabar hasta en 4K 60fps y la calidad es bastante buena.

Tenemos buen detalle, una interpretación de color correcta y una estabilización que no está nada mal. Aún no roza la excelencia, pero es evidente el paso adelante respecto a generaciones anteriores, y eso es de aplaudir claramente.

CONCLUSIONES: una compra irresistible

Ya has visto que en términos generales me ha encantado este Realme GT3. Es potente, bonito, equilibrado y tiene una carga rápida sin rival. Y todo ello por 649€, precio oficial en España.

No todo es perfecto, ya que tiene que mejorar varios apartados, como has podido comprobar. Sin embargo, no se me ocurre una razón para no recomendarlo por este precio, ya que bate a muchos de sus rivales.

¿Es perfecto? Por supuesto que no, pero sus puntos negativos no suponen un motivo para dejar de recomendarlo, siempre y cuando sepas las carencias que tiene.

Un comentario sobre “Realme GT3: la carga MÁS RÁPIDA y un PRECIO brutal”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *