Tras unos años de productos controvertidos, Motorola encontró el camino para ofrecer buenos móviles a un precio competitivo. Ya lo vimos en su momento con la gama Edge 30 por ejemplo, unos terminales fantásticos a un precio inferior a sus rivales.

Este año la apuesta en la gama alta se llama Motorola Edge 40 Pro, un terminal que lo tiene casi todo para competir, pero que cuesta bastante menos que otros rivales que se disparan por encima de los 1000€.

Te voy a contar si es tan recomendable como parece, aunque si no quieres leer el post completo, por aquí te dejo la review en vídeo para que conozcas todos los detalles👇🏻

ESPECIFICACIONES Motorola Edge 40 Pro

DIMENSIONES161,16 x 74 x 8,59mm
199g
Negro y azul
HARDWAREQualcomm Snapdragon 8 Gen 2
12GB RAM LPDDR5X
256GB almacenamiento UFS 4.0
BATERÍA4.600mAh
125W carga rápida
15W carga inalámbrica
5W carga inalámbrica inversa
CONECTIVIDAD5G
WiFi 7
Bluetooth 5.3
NFC
GPS
PANTALLA6,67 pulgadas, pOLED
FullHD+
165Hz, LTPO
HDR10+
Dolby Vision
1.300 nits pico brillo máximo
SOFTWAREAndroid 13 + MyUX
3+1 años actualizaciones
AUDIODoble altavoz estéreo
CÁMARAS TRASERASPrincipal: 50mp
Gran angular: 50mp
Teleobjetivo: 12mp 2X
CÁMARA FRONTAL60mp
Vídeo hasta 4K 60fps
VÍDEOHasta 8K 30fps
EXTRASLector de huellas en pantalla 
IP68
Reconocimiento facial

DISEÑO: sin nada espectacular, pero muy premium

El Motorola Edge 40 Pro no va a ganar ningún premio al smartphone más disruptivo ni llamativo del mercado, pero se siente absolutamente como lo que es: un gama premium.

Tenemos cristal y metal como materiales de fabricación, y en mano se siente realmente increíble. Me gusta mucho el acabado suave de la trasera, que de paso consigue que no se queden las huellas, ya que es mate y no brillante.

En esa misma trasera tenemos el módulo de cámaras, bastante pequeño para lo que vemos últimamente en la gama alta. Esto hace que el terminal no sea incómodo en mano ni se desequilibre por la parte superior. No hay alardes pero cumple perfectamente su función.

Los marcos son metálicos y quiero destacar especialmente el acabado de los botones físicos. Se sienten de mucha calidad, no se mueven y son duros al presionarlos, lo cual nos da una sensación de más robustez y seguridad.

Si vamos a la parte delantera tenemos el predominio de la pantalla y unos marcos muy bien aprovechados. El panel es ligeramente curvo, pero nada que moleste, al menos en mi opinión. Contamos también con el agujero en pantalla.

Como métodos de desbloqueo, en dicho agujero contamos con el reconocimiento facial, y también tenemos lector de huellas bajo pantalla. Son métodos eficaces y rápidos, y en este sentido no he encontrado ningún problema.

Como ves, un diseño sin alardes, sin nada espectacular, pero sencillamente premium, robusto y de buena calidad. Es lo mínimo que se le exige a la gama alta.

RENDIMIENTO: un hardware brutal y una fluidez extrema

No te voy a entretener mucho con el apartado del hardware, porque este Motorola Edge 40 Pro trae lo que esperamos: Snapdragon 8 Gen 2 como procesador, lo mejor del mercado ahora mismo y a la altura de sus rivales directo.

Junto con este chip, contamos con 12GB de RAM LPDDR5X y 256GB de almacenamiento UFS 4.0. Todo esto nos asegura, sobre el papel, una velocidad y fluidez increíbles. Y así ha sido.

Este Edge 40 Pro es uno de esos móviles extremadamente bien optimizados, y vuela en cualquier tarea que le pidamos. Redes sociales, navegación web, juegos pesados, edición de vídeo… Si necesitas un móvil que funcione especialmente rápido, va a cumplir tus expectativas seguro.

Lo único relativamente negativo que he encontrado es que quizás se calienta un poco más de lo que debería, aunque bien es cierto que lo he probado en días de calor. Aún así, tengo la sensación de que disipa un poco peor el calor respecto a otros rivales. Salvo eso, no he encontrado tampoco una bajada de rendimiento notable.

BATERÍA: mucho mejor de lo esperado

Sobre el papel, la batería del Motorola Edge 40 Pro me parecía corta: tenemos 4.600mAh, una cifra inferior a otros rivales directos con 5.000mAh. Pero la realidad es que no me ha parecido preocupante ni negativo, en absoluto.

Todo va a depender del uso, evidentemente, y de la tasa de refresco que uses en la pantalla (después hablamos de esto). Pero si eres un usuario exigente, vas a poder llegar al final del día salvo que hayas usado este terminal de forma especialmente intensa.

Para un usuario moderado, llegar al final del día no debería ser un problema. Creo que la suma del procesador y la optimización de Motorola hacen que tengamos una autonomía más que suficiente.

Si por cualquier motivo vas corto de batería, contamos con una increíble carga rápida de 125W, con el cargador incluido. Esto nos asegura cargar este terminal en unos 20 minutos aproximadamente. De los mejores de la gama alta sin duda.

Además, contamos con carga inalámbrica de 15W y carga inalámbrica inversa de 5W, ideal si quieres cargar otro dispositivo como auriculares o un smartwatch con carga inalámbrica.

PANTALLA: un punto muy positivo

El panel de este Edge 40 Pro tampoco va a ser un punto negativo, ni mucho menos. Tenemos una pantalla de 6,67 pulgadas, pOLED, FullHD+, hasta 1.300 nits de pico de brillo y unos increíbles 165Hz.

Tanto en las cifras como en la práctica, esta pantalla me ha gustado muchísimo. Es uno de esos paneles que gusta ver y que te hacen disfrutar. No sé si llega a las cotas de móviles como el S23 Ultra, pero para la gran mayoría de los usuarios es una pantalla que va a gustar, y mucho.

La calibración me ha parecido muy buena y la interpretación del color también. El brillo no es el máximo de la gama alta, pero sinceramente me ha resultado suficiente para casi todas las condiciones. No vamos a tener problemas en este aspecto.

Aunque lo que diferencia a este Edge 40 Pro son sus 165Hz de tasa de refresco. Aquí es donde te decía que influye en la batería. Y es que tenemos un panel LTPO que oscila desde 1 a 120Hz, por lo que si activamos los 165Hz, siempre estaremos usando esta tasa de refresco y el consumo de batería será mayor.

Sinceramente he activado los 165Hz por defecto, para ver hasta qué punto merece la pena, y no he notado un consumo exagerado de batería. Tampoco creo sinceramente que se note mucho la diferencia entre 120 y 165Hz, así que si quieres alargar un poco más la autonomía, te aconsejo que lo dejes en automático.

AUDIO: no es el mejor, pero convence

Para el audio de este Edge 40 Pro contamos con un doble altavoz estéreo y la tecnología Dolby Athmos. Y el caso es que la experiencia en general es positiva, si bien tiene puntos que mejorar claramente para competir con otros rivales en el ámbito del sonido.

Este terminal se escucha bien y a un volumen notablemente alto. Tenemos una calidad bastante correcta para consumir contenido multimedia y para jugar, pero he echado en falta más matices y más presencia de bajos para afinar del todo la experiencia auditiva.

Tenemos la opción de calibrar los ajustes de Dolby Athmos, pero sinceramente no he notado mucha diferencia, salvo que nos pongamos manualmente a ajustar el ecualizador, algo que quizás no haga la mayoría de usuarios. Así que, experiencia positiva pero con margen de mejora.

SOFTWARE: de las mejores experiencias en Android

Motorola siempre acierta en lo que respecta al software, y este Edge 40 Pro no iba a ser una excepción. Tenemos Android 13 y MyUX, una capa de personalización que apenas se diferencia de Android stock y que incluye algunos cambios que realmente aportan valor.

La interfaz me encanta porque es casi como tener un Google Pixel. Tenemos Material You por todos sitios, incluyendo los temas adaptativos y todas las bondades del Android más puro. Además la fluidez es increíble, posiblemente de las mejores que podemos encontrar en Android.

Pero es que además los añadidos son muy interesantes. Tenemos la clásica aplicación Moto, desde la cual podemos personalizar el teléfono y controlar ciertos parámetros como los famosos gestos, la pantalla, la seguridad… Funciona bien, es sencilla y muy efectiva.

Y también cabe mencionar el Ready For, con el que podremos convertir nuestro smartphone en un PC gracias a que, al conectarlo al ordenador, se nos muestra una interfaz de escritorio desde la cual podremos abrir las apps, controlar nuestro móvil, enviar archivos… Funciona genial y es una de esas funcionalidades infravaloradas de Motorola.

CÁMARAS: no defrauda, pero tiene puntos mejorables

Motorola ha sacado este Edge 40 Pro a un precio notablemente inferior a otros gama alta, y esto quizás puede tener consecuencias en el apartado fotográfico. Veremos si ha habido recortes importantes o por el contrario es un terminal muy sólido en este aspecto.

En la parte trasera contamos con tres sensores: principal de 50mp, gran angular de 50mp y teleobjetivo 2X de 12mp. Muy bien, porque por suerte no tenemos ningún sensor testimonial como un macro o profundidad.

Con el sensor principal las fotos que obtenemos son en general bastante buenas. No he notado ninguna situación en la que falle claramente y nos otorgue fotos defectuosas. Con buenas condiciones las fotos son vistosas, con buen HDR y una interpretación del color muy buena. De noche, acierta bastante en el balance de blancos, controla muy bien las altas luces y la calidad no baja en exceso. Tampoco he encontrado una cantidad de ruido llamativa.

Lo que llama la atención, nuevamente, es el procesado tan agresivo que hace Motorola. Creo sinceramente que esto no le hace un favor, ya que a nada que ampliamos la fotografía, vemos cómo hay una clara falta de detalle muy llamativa, sobre todo porque estamos ante sensores con una buena resolución.

El gran angular, por otro lado, me ha sorprendido positivamente. No, no es igual de bueno que el sensor principal, y notamos claramente la bajada de detalle (sobre todo lastrado por este procesamiento), pero en las esquinas observamos bastante menos distorsión que otros rivales, e incluso de noche no me ha parecido dramático. Es un gran angular bastante usable y que gana a rivales incluso más caros.

Por último tenemos el teleobjetivo, y aquí hay luces y sombras. En general no está mal, pero notamos claramente que es un sensor de menos calidad y resolución. En buenas condiciones las fotos son decentes, e incluso de noche, pero vemos cómo el detalle baja notablemente respecto al sensor principal. Además, he notado que en algunas ocasiones hay partes de la foto que salen enfocadas, y otras que no.

Me hubiese gustado también tener un zoom más amplio que este 2X, pero sobre todo necesito que Motorola mejore su procesamiento de imagen, algo que le daría un salto de calidad evidente.

VÍDEO: tiene detalles increíbles que querrás usar

La grabación de vídeo de este Edge 40 Pro me ha sorprendido por la versatilidad y la cantidad de opciones. Tenemos hasta 8K 30fps como resolución, pero nos interesa más grabar en 4K 60fps, que por cierto lo podemos hacer con los tres sensores.

El vídeo en general en modo normal está bastante bien. Podemos elegir activar o desactivar la estabilización, y aquí entrará en mayor o menor medida el software. Con la estabilización activada el vídeo me ha gustado en general, ya que apenas se mueve y la calidad no baja. No es el mejor vídeo, pero me ha gustado, pese a que tira bastante de saturación y nuevamente se ve el procesado de Motorola.

Pero me tengo que quitar el sombrero con la función «Horizonte fijo». Básicamente nos permite fijar la línea del horizonte y, aunque giremos el móvil completamente, el vídeo siempre saldrá totalmente fijo, sin girarse y con una estabilización increíble. Esto es perfecto si quieres grabar escenas en las que tengas que moverte mucho, como deportes o actividades similares. Eso sí, la resolución está limitada a FullHD 30fps.

Todo esto es una prueba de que, pese a no tener el mejor vídeo del mercado, Motorola ha incluido funciones que realmente son diferenciales y pueden atraer a más de un usuario que necesite ciertas funciones como las de horizonte fijo.

SELFIE: buenas noticias y un vídeo mejor que otros rivales

Para la cámara delantera contamos con un llamativo sensor de 60 megapíxeles, sin duda una de las mayores resoluciones en este aspecto. Esto no necesariamente significa mayor calidad, pero al menos tendremos resolución de sobra para sacarle partido.

Las fotos que obtenemos son bastante buenas, pero nuevamente creo que podrían ser mejores. Vemos cómo Motorola aún tiene trabajo que hacer con el color de las pieles y el HDR en general. Es un selfie que está bastante bien, pero tiene margen de mejora para ser excelente.

Aunque lo que más me ha gustado ha sido la grabación de vídeo en 4K 60fps, mucho mejor que otros rivales más caros de Xiaomi y OPPO, por ejemplo. Es un vídeo con bastante calidad y la estabilización me ha gustado mucho. Sin duda va a convencer a esos usuarios que buscan grabar constantemente vídeo con la cámara selfie.

CONCLUSIONES: todo un puñetazo encima de la mesa de la gama alta

Este Motorola Edge 40 Pro no es perfecto, pero está muy cerca de serlo en una gama alta que cada vez está más cara. Y precisamente su precio de partida de 899€ lo hace tremendamente atractivo frente a otros rivales más caros.

Motorola ha sabido hacer un móvil que nos ofrece lo mejor en hardware, con un rendimiento increíble, un software excelente y unos apartados multimedia que no defraudan en general. Un equilibrio muy interesante en un mercado cada vez más caro y no siempre con terminales mejores que sus antecesores.

No es perfecto como te digo, ya que hay apartados mejorables (procesado de las fotos por ejemplo), pero sinceramente no se me ocurre un solo motivo para no recomendarlo a quienes buscan un super gama alta a precio competitivo.

Móviles Motorola MÁS VENDIDOS en Amazon

Un comentario sobre “Motorola Edge 40 Pro, análisis: un super gama alta a precio rompedor”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *